INICIAR SESIÓN

Tips para un rapidín en un Love Hotel

Ocasiones Kinky Por: Leonardo 28 abril 2021
Tips para un rapidín en un Love Hotel

¡Dale un toque Kinky al rapidín! Disfruta de encuentros intensos y fugaces en el interior de una habitación de motel. ¡Dale gusto al gusto!

Dicen por ahí que “cuando te agarran las ganas, el lugar es lo de menos”, sin embargo, no es lo mismo hacerlo en la oficina o en el coche que en el interior de un Love Hotel, pues estos centros de erotismo se caracterizan por contar con todo lo necesario para que tú y tu acompañante disfruten al máximo en un espacio seguro, limpio y discreto en el que la pasión, el deseo y los orgasmos sean protagonistas. 

Independientemente de si estás aprendiendo a manejar tus encuentros casuales en un motel, o si ya eres cliente frecuente de los centros de erotismo, disfrutar de un rapidín al estilo Kinky es una de las cosas más hot que debes incluir en tu check list de fantasías sexuales. Toma nota de los siguientes tips para disfrutar de un rapidín intenso y muy satisfactorio y descubre por qué es mejor llevar a tu ligue a un Love Hotel.

Recuerda que no por el hecho de contar con poco tiempo significa que tu sesión sexual debe ser aburrida, poco placentera o predecible; con eso me refiero a que no todo se trata del coito, pues aunque sean solo 10 minutos, el rapidín puede ser tan intenso e inolvidable como tu lo desees. Haz volar tu imaginación y toma nota de los siguientes tips para disfrutar del rapidín en un motel. 

Encuentra un motel cerca de ti

Descubre la habitación que mejor se adapte a tu plan, por ejemplo, puedes combinar: Rapidín + zona de tu elección + Potro del Amor. 

Dada la premura e inmediatez que suele caracterizar al rapidín, una de las mejores recomendaciones que puedo hacerte es que descargues la app iKinky y hagas de ella tu mejor aliada al momento de cumplir tus deseos y encontrar tu motel ideal, ya que además de poder encontrar el motel más cercano a tu ubicación, a través de los deseos puedes ubicar las habitaciones ideales para un rapidín  debido a la corta estancia que ofrecen. Busca por zona, estancia y mueble sexual de tu preferencia y asegúrate de sacarle el máximo provecho a la habitación que elijas. 

De camino al Love Hotel puedes empezar a acariciar a tu pareja, quitarte algunas prendas como el abrigo o las panties y, una vez en el motel, te recomiendo hacer del garaje o las escaleras de la villa el escenario perfecto para tu primer round. 

Directo a lo que vas 

Contar con un tiempo límite o ir contra reloj es una de las principales características del rapidín. ¡Disfrútalo al máximo!

Aprovecha la espontaneidad del rapidín a tu favor y usa tus manos y tu boca para continuar excitando a tu amante, incluye un poco de dirty talking y deja que la magia entre ustedes comience a fluir. Entrégate a la pasión y ve directo al punto, coloca a tu ligue sobre la cama y mientras besas su cuello y erizas su piel con tus dedos asegúrate de preparar todo para dar paso a la penetración. 

Alarga cada minuto de tu estancia y apenas entres a la habitación comienza a desnudar a tu pareja, hazlo de abajo hacia arriba y siéntete libre de gritar y gemir tanto como quieras, ya que una de las ventajas de estar en un lugar privado como el motel es que no tienes que preocuparte porque alguien más los cache, así mismo, puedes usar cada rincón de la suite para cumplir tus fantasías y disfrutar de un rapidín lleno de orgasmos. ¡Dale sentido a tus sentidos! 

Usa Atracciones Kinky 

Incluye accesorios o juguetes sexuales como un lubricante anal, una bala vibradora y dulces sabor menta para exitar cada parte de tu amante. 

Opta por una habitación con Potro del Amor o Jacuzzi y disfruta de 5 minutos en el paraíso con ayuda de estas Atracciones para realizar más posiciones, ya que además de ayudarte a gozar de lo mejor del Kamasutra y hacer lo de siempre como nunca, usar un mueble sexual te permite crear estímulos y oportunidades únicas, por ejemplo, si eliges el Potro puedes empezar con una sesión de sexo oral e ir subiendo hasta dar paso a la penetración. Como toque final usa el borde más alto de dicho sillón de motel como base y disfruta del sexo anal.

Aprovecha al límite tu estancia y prueba una posición diferente en cada rincón de la habitación. Juega con todo lo que tengas a tu alrededor y dale rienda suelta a tu imaginación. Otra buena idea es que disfrutes de un rapidín en la ducha. 

Poca ropa 

Date un momento para apreciar la ropa interior de tu pareja y úsala para continuar encendiendo el ambiente entre ustedes. 

Disfruta del sexo espontáneo al máximo y deshazte de la ropa cuanto antes, pues no hay nada más sexy que ver a tu amante completamente desnuda mientras se entregan juntos al placer, sin embargo, eso no significa que la lencería para prender a tu pareja no juegue un papel importante. Por ejemplo, un liguero, unas panties con abertura o un vestido corto ayuda a facilitar aún más el encuentro entre ambos. 

Aumenta la intensidad del rapidín y disfruta de un  juego sexual que los caliente por completo. Ella puede quitarse el brasier y dejar que él recorra sus pantis hacia un lado al momento del coito. ¡Haz volar tu imaginación!

Cuídate

Incluye condones o fundas texturizadas en tu encuentro sexual y disfruta del sexo espontáneo al máximo. 

Una de las reglas de oro del rapidín y del sexo en general es que siempre uses condón. Recuerda que ser Kinky también es cuidarse así que, independientemente del calor del momento o de si no te dio tiempo de pasar a comprar condones, puedes hacer uso del room service del hotel y pedir a recepción que te envíen los preservativos de tu preferencia. 

Otra buena opción, aunque cabe aclarar que no funciona exactamente como un condón, son las fundas para pene, ya que al estar hechas de silicón o plástico delgado y suave puedes usarlas durante la penetración y hacer de su textura y su vibración (algunas incluyen una mini bala vibradora en la parte de abajo) los elementos perfectos para llegar juntos al orgasmo y disfrutar de un rapidín explosivo y muy intenso. 

Saca el máximo provecho a los moteles por horas y déjate seducir por las habitaciones con corta estancia que van desde las 2 a las 6 horas dependiendo del motel que elijas. Recuerda que no por ir a contra reloj tú y tu acompañante deben ser descuidados con los detalles o quedar insatisfechos con los resultados de su encuentro, mejor sigue los tips anteriores y aunque solo dure 5 minutos asegúrate de disfrutar de un rapidín lleno de orgasmos y placer. ¡Dale sentido a tus sentidos! 

¡Hazte Kinky!

Te recomendamos leer: Tipos de gemidos que puedes escuchar en un Love Hotel

 

Compartir

Debes de iniciar sesión

Verifica tu cuenta

Lets Kinky
© Copyright @ 2012 -
Armageddon Entertainment Group S.A. de C.V.
{{-- --}} {{-- --}}