INICIAR SESIÓN

Posiciones sexuales para iniciarte en el Sado

Ocasiones Kinky Por: Leonardo 22 enero 2020
Posiciones sexuales para iniciarte en el Sado

Sométete a los placeres carnales y satisface tus deseos con estas posiciones llenas de erotismo y dominación.

Ataduras, azotes, flagelaciones y privación sensorial son solo algunas de las características que conforman la práctica del sadomasoquismo, sin embargo, no te dejes impresionar por los estigmas y tabúes que rodean tanto al sado como al BDSM en general, pues más allá de ser considerada una parafilia sexual, este explosivo cóctel de dolor, dominación, entrega y sumisión satisface al límite las bajas pasiones de quienes deciden practicarlo. 

Por lo tanto, sentir dolor para alcanzar el placer extremo no debe ser considerado como algo negativo, pues recordemos que al igual que el resto de las prácticas que conforman el mundo del BDSM, el sado tiene como objetivo principal la satisfacción sexual. 

 

Al igual que en el mundo vainilla, en el mundo BDSM ¡Todo debe ser consensuado! 

Así mismo, a pesar de su estigma, los juegos eróticos y sadomasoquistas forman parte de las fantasías sexuales más recurrentes tanto de hombres como mujeres, razón por la que atreverte a cumplir tus fetiches sexuales y disfrutar de posiciones para iniciarte en el sado, es algo que deberías animarte a experimentar. 

Pues si bien es cierto,que dada la intensidad del sado esta práctica no es apta para todos los públicos, debes saber que lo más importante antes iniciar en el BDSM, es que lo hagas siempre de forma libre, segura y consensuada. Comienza por lo más soft o light y una vez que agarres confianza decide si deseas aumentar o no la intensidad de tu práctica. Dile sí a disfrutar de estas posturas sumisas y dominantes en las que los orgasmos están garantizados. 

Posición sexual  “Varita mágica”

Deja que él tenga el control de tus vibraciones y disponte a alcanzar el cielo.  

Independientemente de si eliges practicar esta postura de pie o acostado sobre la cama, ten en cuenta que quien se encargará de someter y estimular a tu pareja, será el juguete sexual que decidas utilizar, en este caso, te recomiendo optar por un vibrador alargado y discreto cuya potencia la deje sin aliento. 

Haz que vibrar desde el interior, ata sus manos detrás de su cuerpo y sé tú quien decida cuándo y cómo comenzar con la estimulación, juega con las velocidades, priva del contacto con tu piel y no pares de jugar hasta que llegue al orgasmo. 

Posición sexual “Balancín sumiso”

Además de dominante, esta posición es perfecta para lograr una penetración profunda y muy placentera. 

Fusiónate a tu pareja, decide entre ser sumiso o dominante y, una vez asignados los roles, asegúrate de atar las muñecas y los tobillos del sumiso con la finalidad de hacerle perder el control de sus movimientos, pues no poder mover brazos y piernas durante el acto sexual puede resultar de lo más sexy e interesante, aprende a atar e inmovilizar a tu pareja con ¡nudos bondage para principiantes! Si lo deseas, puedes utilizar pinzas para pezón que te ayuden a intensificar el dolor y el placer a la hora de alcanzar el orgasmo.  

Posición sexual “Prison Style”

Puedes jugar con sus sentidos y verter un poco de cera caliente sobre su espalda. (Asegúrate de que la vela sea especial para BDSM) 

Usa el mobiliario a tu favor y, ya sea un banco, una silla, o alguno de los muebles sexuales para los amantes del sado, encierra a tu pareja alrededor de tus deseos y ordénale que se coloque sobre la Atracción Kinky que selecciones, después átala hasta dejarla completamente inmóvil, posteriormente comienza a darle ligeros azotes en el trasero con un látigo, un fuete o simplemente haz de las nalgadas tus mejores aliadas para alcanzar la estimulación. 

Recorre su cuerpo con tu lengua y utiliza Love Toys que te ayuden a intensificar las sensaciones antes, durante y después del acto sexual, haz de la intimidad una nueva dimensión. 

Dejar volar tu imaginación, ríndete ante tus instintos y logra el máximo placer a través de la dominación y la sumisión, juega con las sensaciones de dolor y rompe con el estigma que rodea a este tipo de práctica sexual, pues cabe mencionar que un estudio publicado por The Journal of Sexual Medicine, reveló que los amantes del BDSM son mentalmente más fuertes, equilibrados,  sociables y abiertos a nuevas experiencias, debido a que suelen tener mayor conocimiento de sus necesidades y deseos sexuales.

¡Olvídate de los tabúes y Hazte Kinky!

Te recomendamos leer: Fiesta para adultos en un Love Hotel ¡Así puedes organizarla!

 

Compartir

Debes de iniciar sesión

Verifica tu cuenta

Lets Kinky
© Copyright @ 2012 -
Armageddon Entertainment Group S.A. de C.V.
{{-- --}} {{-- --}}