INICIAR SESIÓN

¡Lúcete quitándole el bra!

Ocasiones Kinky Por: Matías 28 mayo 2021
¡Lúcete quitándole el bra!

Sigue estos tips y quítale el brasier como todo un experto. ¡Juega, sujeta y desabrocha!

Quitarle el bra a una mujer suele ser uno de los issues más recurrentes para los hombres, ya que hasta los más Kinky se han visto en problemas al momento de  desabrochar un sujetador. Lo primero que debes saber es que todos han pasado por esto y también que “la práctica hace al maestro”. Toma nota de los siguientes tips para quitarle el brasier a una mujer de forma sexy; deja salir tu lado creativo, practica un poco y dile sí a mejorar tu técnica. 

Lúcete quitándole el bra como todo un experto y eleva la excitación al máximo mientras la desvistes. Acaricia su cuerpo, besa su cuello y disfruta de verla en lencería, siente su ropa interior y observa con atención las uniones, los broches y los tirantes de su brasier, así sabrás en dónde y cómo tocar al momento de quitárselo. 

Si no puedes esperar por verla desnuda, entonces quítale la blusa o el vestido, pídele que se ponga de espaldas para tener mejor visibilidad del broche y quítale el bra mientras acaricias su espalda. Aquí te dejo más tips para quitarle el bra a una mujer para que luzcas como todo un Casanova. 

Retrasa el momento

¡Haz que se impaciente por que le quites el brasier! Poco a poco ve desabrochando cada uno de los ganchos. 

Como te dije antes, un buen tip es que retrases el momento y evites correr a quitarle el bra. Primero tantea la situación, acaricia sus pechos sobre el sostén, besa su cuello y recorre con la yema de tus dedos el borde de sus bubis. También  puedes darle play a tu erotismo y disfrutar de una excitante sesión de juegos eróticos para estimular los sentidos de tu amante. 

Excítala tanto como puedas y hazla vibrar con la idea de que ya vas a desnudarla, sigue jugueteando y, cuando ya la tengas gimiendo, ¡quítale el bra! Toma en cuenta que aquí lo más importante es cómo estimules a tu pareja así que bésala, acaríciala y eriza cada recoveco de su piel mientras aprovechas para lucir al máximo tus habilidades manuales. 

¡Hazlo lento!

Observa si ella quiere que lo hagas de forma lenta o salvaje y déjate guiar por la habilidad de tus manos para quitarle el brasier paso a paso. 

Aunque pueda parecerse al anterior, este tip va más de hacerlo con calma y paso por paso. Hazlo lento para evitar inconvenientes y asegúrate de prestar atención a los detalles, poco a poco ve bajando cada uno de los tirantes del brasier y si puedes tener de frente a tu pareja será mejor, ya que mientras lo haces puedes besarla, apretar sus pechos y meter tus manos debajo de su sostén. Después, con tus dedos ve abriendo los ganchos del bra, vuelve a besarla y jala uno de los tirantes hacia abajo para quitarle el brasier como todo un experto. 

Aprovechando que lo estás haciendo con calma, explora las bubis de tu pareja y haz del mamasutra el pretexto perfecto para tocar sus pezones, lamer sus areolas y acariciar su espalda. 

¡Usa tu boca! 

Usar la boca es otra de las formas más sexys de quitar un sostén, además, te seguro que a ella ese simple cambio la enloquecerá.

No hay nada más sexy que ver a un hombre quitar una prenda interior con sus dientes, ya que además de dejar salir su lado Kinky esto ayuda a que tú y tu amante disfruten juntos de encuentros íntimos llenos de orgasmos, así que no dudes en empezar a usar tu boca para quitarle el brasier y vuélvete experto en las artes de la seducción. 

¿Cómo hacerlo? Empecemos por aclarar que no se trata de arrancarle el bra con los dientes en el primer intento, sino de lentamente ir calentando motores y usar tu boca para estimular a tu pareja, dale unos pequeños mordiscos a las copas, jala con tus labios los tirantes y deja sus hombros al descubierto, ¡bésalos! Con tus dientes ve jalando las copas para dejar al descubierto sus pechos, ¡lámelos, chúpalos y succiona un poco sus pezones para volverla loca! Después pídele que se dé la vuelta y ya que la tengas de espaldas empieza a besar su nuca y baja gradualmente hasta el broche del sujetador. Mordisquea un poco y usa tus manos para desabrochar su brasier, gírala de nuevo y entonces sí , jálalo hacia abajo con tu boca. 

¡Dile cómo hacerlo!

Dedícate a darle indicaciones de cómo quieres que se lo vaya quitando.

¡Deja que ella se encargue de quitárselo ¡ Ojo, esta no es la salida fácil, al contrario, pues aquí se trata de dar paso a un juego de roles en donde ella es la sumisa y tú el dominante, sí, así como lo lees, tú debes ser quien le diga cómo y cuándo hacerlo. Antes debes hablarlo con tu pareja y acordar previamente el rol de cada uno. 

Deja salir tu lado creativo y dile cómo tocarse, siéntate en la cama y disfruta de verla desvestirse para ti, incluso puedes poner un poco de música y pedirle que haga un baile erótico mientras se lo quita. Dale todas las indicaciones que desees y ya que ambos esten con el erotismo a flor de piel, ordénale que se lo quite. Recuerda que por esta ocasión ¡Tú mandas!

¡Enfócate en los broches de adelante! 

Otro excelente tip sobre cómo quitarle el brasier a una mujer de forma sexy es que prestes atención a los broches de adelante, ya que esto puede facilitarte las cosas al momento de desnudarla. Para que lo entiendas mejor, aquí  te dejo un video con la explicación. 

 

Si ella está vestida o si ya solo tiene puesta la ropa interior, tómate el tiempo de besar su cuello y poco a poco ve bajando hacia su pecho, ubica en dónde están los ganchos o uniones delanteras de su sostén y usa tus dedos para safarlos. Empieza con el lado izquierdo y después con el lado derecho. Una vez hecho esto, puedes seguir besando a tu amante y con tus dientes jalar hacia abajo las copas para que tu lengua pueda jugar un poco con sus pezones, sigue así y mientras lo haces pasa tus manos hacia atrás, toma el broche del brasier y deslízalo hacia el lado derecho como se muestra en el video de arriba. 

Ahora que ya sabes cómo quitarle el brasier a una mujer de forma sexy, ¿qué esperas para ponerte a practicar? Toma en cuenta que lo más importante para lucirte quitándole el bra es la seguridad con que lo hagas, no te pongas nervioso y deja que las cosas fluyan, ya que pese a que los sostenes son conocidos por ser difíciles de quitar para los hombres, la técnica y la experiencia en el campo hacen la diferencia. 

No luches con un sostén por más de unos segundos, simplemente detente y deja que ella lo haga, usa tus otras habilidades y excítala tanto como puedas, después de un rato vuélvelo a intentar. Si, de plano no lo logras, bésala y susúrrale al oído que se lo quite. ¡Déjate llevar!

¡Hazte Kinky!

Te recomendamos leer: Tips para un rapidín en un Love Hotel

Compartir

Debes de iniciar sesión

Verifica tu cuenta

Lets Kinky
© Copyright @ 2012 -
Armageddon Entertainment Group S.A. de C.V.
{{-- --}} {{-- --}}