INICIAR SESIÓN O si no tienes cuenta,

Registro O bien si ya tienes cuenta,
Hombre Mujer

Mitos y verdades sobre visitar un motel

Ocasiones Kinky

Por: Matías

17 junio 2019

Rompe con los tabúes, deja atrás los estereotipos y adéntrate en el mundo del placer desde un espacio completamente pensado para que goces al máximo.

Mitos y verdades sobre visitar un motel

Si es tu primera vez visitando moteles o apenas lo estas considerando, entonces, definitivamente esta nota es para ti, e independientemente de si ya conoces las mieles del erotismo y la pasión que ofrecen estos lugares, no está de más reiterar las características y beneficios de visitar un motel.

Muchas son las creencias y mitos alrededor del mundo motelero, pues pese a estar en pleno siglo XXI la libertad sexual continúa siendo un tabú, por ende, contribuyendo al proceso de desestigmatización de ciertas prácticas sexuales, incluido el hecho de visitar un motel, decidí escribir acerca de los mitos más comunes que rodean y estigmatizan a los Love Hotels.

¡Continúa leyendo y olvídate de los estereotipos!

¡Te graban!

La privacidad es sumamente importante, por eso nunca serás grabado en un Love Hotel.

Si bien es cierto que existen moteles en los que se graba a sus visitantes, una de las principales características de los moteles que conforman la guía de Hoteles Kinky es precisamente asegurar que no será expuesta la privacidad de sus huéspedes, por lo tanto, puedes estar seguro que en ninguna de las habitaciones que elijas habrá cámaras ocultas.

Así que deja volar tu imaginación y olvídate de aparecer en una película porno sin tu consentimiento, disfruta al máximo de tu sexualidad, saca tu lado creativo y dale sentido a tus sentidos.

No son seguros

Quédate tranquilo porque nadie más que tú y tu acompañante podrán ingresar a la habitación.

Otro de los grandes mitos que suelen acompañar al estigma de visitar un motel, es pensar que no son seguros o que todo mundo se puede enterar de tu visita, cabe mencionar que no es así, ya que sumado a la privacidad, todos los Love Hotels se preocupan por ser espacios seguros y discretos en los cuales sus huéspedes se sientan lo más cómodos y tranquilos posible.

De hecho, mientras seas mayor de edad, lo único que necesitas para ingresar al motel es registrarte, mostrar tu identificación y, sin tener que bajarte del auto o entretenerte mucho en la recepción (en caso de entrar a pie), puedes ir directamente a tu habitación y solo concentrarte en disfrutar de la compañía de tu pareja.

Son sucios

Todas las Atracciones Kinky son previamente desinfectadas antes de volver a usarse.  

Por otro lado suele ser común pensar en si realmente limpian bien las habitaciones después de haber sido usadas, así como en la cantidad de personas que previamente han usado dichas instalaciones. Puedes estar tranquilo, ya que si observas con atención, la mayoría de las estancias están disponibles dos o tres horas después de haberse desocupado.

Dicho tiempo está pensado para que las personas encargadas de la limpieza sean extremadamente meticulosas al momento de asear la habitación, de manera que tanto sabanas, colchas, fundas e insumos como el jabón, el papel sanitario y las toallas, se cambian cada que se vuelve a ocupar la estancia.

Son solo para ir con tu amante

No solo los infieles visitan los moteles, también lo hacen las parejas que desean romper con la rutina.

Sin duda uno de los mitos más populares es pensar que los moteles solo son para ir con tu amante y es que, gracias a las novelas y películas, se ha llegado a popularizar dicha creencia. Lo cierto es que a un motel también pueden asistir parejas de todas las edades, gustos y preferencias, pues no importa si llevan años de relación o recién estan comenzando, nunca está de más saber que en los diferentes Love Hotels de la ciudad puedes disfrutar de una noche romántica, festejar tu aniversario de novios o romper con lo tradicional y organizar en una habitación con alberca tu fiesta de cumpleaños.

Los Love Hotels no son solo para esconderse, al contrario, están pensados para que le des rienda suelta a la pasión y goces del cuerpo y compañía de tu pareja al máximo, te sorprenderá saber que cada día son más las parejas que eligen visitar un motel para disfrutar de las mieles del amor sin que nadie los moleste, pues aunque vivan solos o ya compartan la misma casa, cambiar de ambiente y usar los muebles sexuales disponibles en estos centros de erotismo es una excelente forma de reavivar y encender la llama de la pasión.

No tienen nada que ofrecer

Sácale provecho a los muebles sexuales y disfruta del placer al límite.

Pensar que ir a un motel o quedarte y hacerlo en tu casa es exactamente lo mismo pero menos costoso, resulta una idea bastante errónea, pues además de lo ya mencionado, visitar un Love Hotel no es solo ir a tener sexo, ya que lo más importante es que disfrutes de la experiencia, dejes volar tu imaginación y hagas realidad tus fantasías, de la manera más segura y consensuada posible.  

Así que dale una oportunidad a estos centros de erotismo y disfruta plena y libremente de tu sexualidad en el interior de sus instalaciones.

¡Hazte Kinky!

Te recomendamos leer: Cuando vas a un motel, ¿quién lo elige? y ¿quién lo paga?

Compartir

Blog Hoteles Kinky